Iniciar sesión

O si no tienes cuenta:

Regístrate
  Cerrar
Carrito de compra (0 Productos)
Subtotal: 0,00€
El carrito está vacío

 

Cerrar
Volver

Meditación para la activación del Sagrado Corazón del Topacio Imperial

Nos sentamos cómodamente.

Realizamos cinco respiraciones profundas.

Nos visualizamos, imaginamos o sentimos en el centro de una sala totalmente blanca.

No hay ventanas ni puertas y la sala tiene una forma circular y esférica.

Está totalmente iluminada.

Nos sentimos cómodos, protegidos, tranquilos.

Observamos cómo poco a poco se van materializando alrededor de la sala unos cuerpos. Son 12 Maestros Kumaras, los 12 guardianes del conocimiento y la sabiduría, los 12 Kumaras guardianes de la Vía Láctea; son el Consejo Shamuna.

A nuestra espalda sentimos cómo se empieza a materializar una nueva energía. Se trata del maestro Aeolos. Aeolos apoya sus manos sobre nuestros hombros.

Empezamos a sentir cómo la energía de los 12 guardianes de la Orden Kumara entra en nuestro cuerpo a través de Aeolos, que va moderando su intensidad según la vamos absorbiendo. Empezamos a sentir en nuestro corazón una gran presión. Sentimos cómo algo empieza a tomar forma dentro de nosotros con mucha luz.

Vemos una especie de esfera de luz líquida en lugar de nuestro corazón.

La presión es insoportable, es como si se nos partiera el pecho por la mitad, pero aguantamos porque sabemos que es algo bueno para nosotros. Poco a poco la presión empieza a disminuir y a la vez nos embarga una sensación como si estuviéramos flotando y como si el tiempo se hubiera detenido.

Estamos llenos de una luz amarilla muy pálida cuyo epicentro está en nuestro corazón.

Aeolos nos comunica mentalmente que acabamos de recibir una iniciación y que hemos recibido el Sagrado Corazón con la frecuencia del Topacio Imperial.

Nos sentimos inmensos, gigantes.

Hacemos el intento de mirar nuestras manos. Sorprendentemente vemos pasar ante nosotros el planeta Tierra.

¡¡¡Increíble!!!

Lo tomamos entre las manos y lo irradiamos en luz. En ese mismo momento empezamos a sentir cómo una especia de malla cristalina formada por anillos alrededor de nuestro cuerpo se empieza a activar.

Poco a poco todo empieza a desvanecerse.

Lentamente y con cada respiración vamos volviendo a nuestro momento presente. Damos las gracias a los seres de Luz que nos han acompañado en esta activación.

Que la Paz y el Amor acompañen siempre tu corazón.

Luz.

 

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!
¡Te has suscrito a nuestra Newsletter!
13Coronas Meditación para la activación del Sagrado Corazón del Topacio Imperial