Iniciar sesión

O si no tienes cuenta:

Regístrate
  Cerrar
Carrito de compra (0 Productos)
Subtotal: 0,00€
El carrito está vacío

 

Cerrar
Volver

Las formas pensamiento (22-12-2011)

El cerebro humano procesa la información por un algoritmo 12:60 (doce bits de información por 60 segundos). Este algoritmo es una programación que crea un patrón de co-creación conciencial impuesto por los ángeles caídos en la etapa llamada “La caída de la torre de Babel”, donde nuestros hemisferios cerebrales fueron separados por el córtex cerebral anulando muchas de nuestras capacidades sensoriales y extrasensoriales.

Bien, desde que esa manipulación fue realizada, los impulsos eléctricos de nuestro cerebro son fácilmente manipulados y controlados.

Nuestro cuerpo de carbono contiene 3 cristales taquiónicos que si fuéramos conscientes y capaces de controlar la energía que en ellos se genera, podríamos recuperar algunas capacidades olvidadas o perdidas, ya que con las meditaciones la gran mayoría de personas sólo trabaja a nivel sutil, dejando en el cuerpo físico sólo la estabilidad energética, pero eso ya es mucho.

Nuestro cerebro co-crea dos tipos de energía o de formas pensamiento: positivas o armónicas (amorosas y constructivas), negativa o desarmónicas (elementales o destructivas).

Ambas co-creaciones se quedan en el campo electromagnético (áurico) y en los cuerpos sutiles del emisor y el receptor; generando una carga que acabará por desarrollar un tipo de procesos en ambas personas, dependiendo la polaridad de la co-creación y del estado vibracional de cada sujeto.

De las co-creaciones con carga positiva no creo que haga falta hablar mucho de ellas, son todas aquellas que realmente sanan y dan felicidad, paz y amor.  A veces importante cristalizarlo con el verbo (palabra), como por ejemplo un “Te quiero” dicho desde el corazón o un simple “gracias” desde la mas pura y sincera humildad y agradecimiento. Nuestras células, átomos y partículas harán una fiesta al recibir este regalo, ya que recordemos que somos 70% agua (según edad y constitución) y por tanto somos emociones con patas. Por si esto cae en manos de algún despistado, recomiendo que se vea el trabajo del Dr. Emoto. A parte recordemos que tenemos ese maravilloso astro artificial llamado Luna que nos da un bonus extra de emociones gracias al campo magnético que emite.

Si una persona no es consciente de estos pensamientos y no los intenta equilibrar con meditación y ejercicios de limpieza energética, es obvio que un emisor que sólo co-crea pensamientos con carga negativa generará y atraerá una vida con unas experiencias pesadas, mientras que un receptor que recibe pensamientos con carga negativa irá cargando su campo electromagnético de aspectos polarizados en lo negativo, llegando a obstaculizar su vida según su estado emocional y psíquico, el cual, lógicamente es continuamente afectado y bombardeado por este tipo de emisiones recibidas.

Aquí es importante recordar el papel que juega la alimentación, pues los procesos bioquímicos que nuestro organismo hace, están sub editados al tipo de combustible (alimento) que le damos.

El tipo de co-creación con polaridad negativa como afecta directamente a nuestro campo electromagnético y cuerpo sutiles, seas emisor o receptor, acabará por generar en nuestro cuerpo físico dolencias y enfermedades; ya que recordemos que la enfermedad es un desequilibrio energético, siendo uno de los motivos psíquico o emocional, que desestabiliza el sistema, el cual en primer lugar ataca a los órganos relacionados directamente con el motivo y posteriormente, al ser una red interactiva, acaba por desestabilizar todo el sistema si no se actúa.

Las co-creaciones con carga negativa son llamados por algunos autores como elementales, que nada tiene que ver con los Devas o genios de la naturaleza (elementos).

Creo importante recordar y hacer consciente a la “people” en este punto de que cuando nosotros vibramos en una determinada frecuencia, marcada por las formas pensamiento que generamos allá donde vamos, inundamos de esa frecuencia a las personas y lugares a la vez que también la recibimos; y por consiguiente a los Devas que allí cohabitan y que sostienen la energía de los lugares, por que hemos de recordar que no vivimos solos, a nuestro alrededor tenemos millones de seres que viven con nosotros aunque no seamos concientes de ello. Tenemos diferentes jerarquías que nos ayudan a evolucionar (llamados a veces ángeles de la guarda), algunas son marcadas por nuestra configuración energética el día que entramos en este planeta, otras por trabajo evolutivo o procesos en que nos encontramos, otras por el lugar en el que vivimos, y así varias más, sin contar los desencarnados, los intraterrenos, los intraoceánicos y otros curiosos galácticos con ganas de investigar y estudiar.

Entonces, cuando vamos a algún lugar o interactuamos con alguien, estamos realizando un intercambio energético, emitiendo y absorbiendo las cargas del lugar y de las personas, tanto las que hay físicas como las dejadas allí por sucesos del pasado o personas que han estado allí antes que nosotros y que han dejado su buena o mala “onda”.

De ahí que hayan lugares donde uno se sana y otros donde se pone enfermo, por desgracia los que sanan ya casi no son accesible debido a nuestra maravillosa “naturaleza y herencia genética humana”.

Lógicamente si mucha gente con “problemas”, o sea, carga polarizada en lo negativo, va a un lugar a recibir bienestar y éste no se cuida (el lugar), acabará por cambiar su vibración y sus Devas enfermarán, dejando de ser un lugar sagrado o sanador. Espero que este punto se entienda bien, porque es importante que si somos personas “espirituales” seamos conscientes y responsables de nuestra propia energía y después de visitar un lugar o estar con una persona limpiemos nuestros residuos energéticos y restauremos el desequilibrio que ocasionemos, sobre todo en la naturaleza.

Ojo cuando se hacen trabajos en lugares, aunque sean en la naturaleza, porque absorbemos las cargas que otras personas hayan dejado allí antes, promesas, contratos, etc. Y también lo que hayan ocasionado a los Devas  o guardianes del lugar.

No se trata de meter miedo, se trata de ser conscientes de lo que hacemos y donde estamos. La Tierra, Gaia, Urantia o como se le quiera llamar, es un ser vivo que interactúa con nosotros a través de los Devas. Nosotros somos los que estamos matando el planeta, eso ya lo sabemos, verdad? Pero lo que no sabemos es que La Tierra sólo recibe el 2% de nuestra energía, porque la gran mayoría vibra o genera formas pensamiento polarizadas en lo negativo y los Devas, genios de la naturaleza y Elohines no tienen sustento ni materia energética en condiciones para nutrir a la madre que nos sustenta. Estamos secándola. La gran mayoría de nuestra energía la utilizan lo seres intraterrenos e intraoceánicos para paliar los lugares en guerra y conflicto del planeta.

Por otro lado, es importante de hacer un buen estudio de feng shui y comprobar las geopatías de un lugar (puntos energéticos con carga negativa), líneas Curry, Hartman, etc. Y armonizar los espacios según la construcción, la distribución y la configuración energética de las personas que cohabitan, sobre todo si es nuestro lugar de trabajo o vivienda, que es donde pasamos mayor tiempo y donde al cabo de 2ó 3 horas nuestro organismo se “satura” de esa energía.

Lo mismo cuando hacemos el amor, ya que las polaridades cambian durante el tiempo que dura el acto y la mujer absorbe toda la porquería del hombre por ser de naturaleza transmutadora, pero como el 99,9% ha olvidado la alquimia tántrica sagrada, se queda en el interior de la mujer ocasionando enfermedades. Lógicamente ya no contemplo la idea de tener relaciones puramente sexuales donde los elementales de sumisión e Incubus y Sucubus del umbral campan a sus anchas y aprovechan para vampirizaros.

Mencionar también, que esos seres curiosos de otros planetas, que vienen a investigar y experimentar nos ponen nanotecnología (chips) para controlar nuestra emociones y sentimientos , aprendiendo de nuestros procesos. Aunque también los tenemos por contratos de vidas pasadas o por herencia genética. Algunos de estos visitantes trabajan para organismos secretos de nuestro propio planeta para tenernos controlados y por tanto manipularnos a través de estos chips implantados en nuestros cuerpos sutiles o a veces físico generándonos emociones, sentimientos y controlando nuestras ondas cerebrales para también generar pensamientos y co-crear elementales o formas pensamiento polarizadas en negativo.

Algunos elementales son: avaricia, comodismo, culpa, envidia, fanatismo y obsesión, lujuria, mal de ojo, maldición, miedo, negatividad, pereza, odio, perversidad, prejuicios, rabia, rencor.

A continuación propongo unos símbolos para limpiarnos o protegernos de ellos si sentimos que alguien nos puede estar enviando este tipo de energía.

También coloco con este material una plantilla de símbolos para trabajar cada uno de los chacras con un catalizador y tres símbolos independientes: uno para remover implantes (chips); otro para mitigar la presión o el dolor de cabeza y migraña relacionado con nuestro momento al entrar en este planeta; y un tercero para equilibrarnos o protegernos de un ambiente sobrecargado.

Para trabajar los símbolos, sólo es necesario visualizarlos unos minutos, se activan al momento, pero recomiendo al menos 3 minutos.

Con los chacras, usar el que sintamos junto con el catalizador y a través de este se armonizarán todos. También mínimo 3 minutos.

Bueno, creo haber tocado o presentado un poco todos los puntos relacionados con este tema. Espero que os sirva o os despierte el interés para buscar más información.

Si alguien necesita un símbolo o Merkaba, ya sea personal o para regalar a otra persona, incluso específico para un tema concreto como: para los nuevos niños, protección, enfermedad, meditar, problema, situación o proceso, crecimiento, apertura de caminos, etc.); por favor, no dudéis en contactar conmigo.

Me encontrareis a través de mi correo antoniotirado@13coronas.com.

En mi sitio web 13coronas.com podréis encontrar algunos ejemplos de trabajos que ya he realizado.

 

Un abrazo y hasta pronto, que tengáis un buen día.

 

Nota: Este mensaje puede ser difundido siempre y cuando no se altere su contenido y se respete y mencione el origen y su fuente. Muchas gracias!

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!
¡Te has suscrito a nuestra Newsletter!
13Coronas Las formas pensamiento (22-12-2011)